miércoles, 13 de enero de 2016

Reseña de la novela 'El primero de un millón de besos' de Bárbara Lorenzo Vila

Ficha de la novela:

Título: El primero de un millón de besos
Autora: Bárbara Lorenzo Vila
Editorial: Autopublicada
Fecha publicación papel: 10/08/2015
Fecha publicación ebook: 2014
Páginas: 316
Género: Romántica
Enlace de compra en Amazon: Papel
Enlace de compra en La Casa del Libro: Ebook

Sinopsis: 

Violeta es una auxiliar de vuelo frívola y obsesiva, algo excéntrica y caótica, cuya vida gira en torno al trabajo y a la particular historia que mantiene con su exmarido, con el que se casó muy joven. Separada de Nacho por anteponer su trabajo de bombero a todo, no ha logrado distanciarse de él; no solo les une un pasado juntos, sino también es el mejor amigo de su hermano, lo que complica, más si cabe, la situación. Violeta busca sentirse querida y escapar de una relación estancada que la lleva, inconscientemente, a boicotear cualquier atisbo de compromiso con otros hombres por miedo a perder para siempre a Nacho.

La vida la pondrá ante la disyuntiva de elegir, si mantener sus pautas, o romper con todo y darse una oportunidad de ser feliz con Hugo; un universitario, diez años más joven que ella y amante del skate, que consigue ilusionarla y hacer que se plantee romper lazos con su exmarido y tomar, finalmente, las riendas de su vida. Pero… ¿estará Nacho dispuesto a dejarla machar?


Biografía Bárbara Lorenzo Vila:

Nacida en Granada en 1982, aunque se considero malagueña, ya que ha vivido en esta ciudad la mayor parte de su vida.

Licenciada en periodismo, carrera que nunca ejerció por realizar mi sueño de ser azafata de vuelo, cumplió el típico tópico de casarme con un piloto con que el tengo dos hijos.

Seguidora de las tendencia de moda, cocinera aficionada, adicta a la Coca Cola zero, compradora compulsiva de bolígrafos y cuadernos, y coleccionista de Barbie, se sabe de memoria los diálogos de la película Pretty Woman, la primera historia de amor que le impactó.

Su pasión por las letras le llevó a ser una niña precoz a la hora de aprender a leer y su imaginación, a inventar historias que ahora intenta plasmar en papel tras superar la timidez, lo que provocó que en sus inicios publicase con el seudónimo de Miranda Stearman. Entre otras muchas cosas, tiene en el bolso una libreta en la que apunta todo lo que se le ocurre y a lo que da forma cuando tiene un rato, normalmente de noche. Es consciente de que esto no ha hecho más que empezar y de que le queda mucho por aprender, pero el esfuerzo vale la pena, porque siente que después de mucho tiempo ha encontrado algo que lee satisface.

Autora de Algún día volveréEl primero de un millón de besos y Sigo soñando contigo.


Mi opinión:

Mi primera reseña de 2016 es para El primero de un millón de besos de Bárbara Lorenzo. Lo tenía pendiente hace unos meses pues me tocó en un sorteo de su página de autora en facebook y lo fui posponiendo porque yo siempre compró en Amazon y tenía que descargarlo por La Casa del Libro, investigar cómo hacerlo y por falta de tiempo no lo hacía. Y bien... llegó el día que dije de hoy no pasa y aquí tenéis la reseña con mi opinión.

La portada me gusta mucho, es divertida y muy llamativa con unos colores que le van de maravilla. Solo con verla dan ganas de leerla; vemos a una azafata que sujeta un monopatín y besos, la portada refleja lo que podemos encontrar… o quizás sea una pista, ¿o no?

Cuando empecé a leer la novela me imaginaba otra trama y me ha sorprendido gratamente. ¡Qué locura de novela! Lo digo por los sentimientos de Violeta, su protagonista, pues veremos todos los estados posibles por los que pasa hasta tomar una decisión, y no una cualquiera; su cabeza y su corazón es una montaña rusa.

Violeta es una mujer de 32 años, azafata de vuelo, «casada» con Nacho y lo pongo entre comillas porque su situación es complicada y confusa. Está inmersa en una contradictoria y difícil situación emocional, pero no es capaz de tomar un camino ya que es muy fácil y cómodo el seguir aferrada a alguien que sigue ahí tras una ruptura, que ella misma le impuso.

La vida y la relación de pareja transcurren a la par y muchas veces no es como pensamos que van a ser, y en su caso la distancia por sus profesiones y la falta de tiempo hizo mella en ellos. Para Violeta, por su miedo a la ruptura, a que se acabe el amor y a perder a la persona amada, hizo que recurriese a dar por acabada la relación antes de que ocurra lo que tanto teme, pero todo queda en el aire y sin explicaciones ni recibidas ni dadas. ¿Falta de comunicación? ¿O miedo a afrontar los miedos y los sentimientos? Y todo derivo  en un caos emocional y en que esté estancada, sin un ápice de avance en su vida.

Sus amigos, que además son sus compañeros en Continentair, son Mariana y Coke. Estos son unos de mis personajes preferidos: Coke por cómo es, es su mejor amigo y es gay y le dice las cosas tal como no quiere escucharlas y le da un punto de vista objetivo pero a la vez ingenioso; y Mariana es súper divertida y nos hará reír junto con Coke por sus detalles y sus puntos. Hay otros personajes muy entrañables como es la madre de Violeta que será una de las personas que será un gran apoyo para ella y para Nacho y me gusta mucho su manera de ver la vida y su relación. En definitiva, los distintos personajes de la novela os van a gustar unos más que otros, por supuesto, pero cada uno tiene su misión en esta historia y su papel. ¡Ya los descubriréis!

La trama empieza con una escena que nos describe a Violeta que se levanta de la siesta para ir a trabajar y en su cama deja durmiendo a Nacho, su ex. Nacho es bombero, vive con el hermano de Violeta y sigue viéndola a pesar de su separación pues él la sigue queriendo y se ven cada dos por tres. Su hermano es el mejor amigo de Nacho, ella lo conoció a través de él y han pasado muchísimos años desde entonces pues ella era una cría y es también parte de su familia y esto hace que todo se agrave.

Para Violeta, su vida es volar, sus momentos con Nacho, su novio de alguno de sus destinos, sus amigos y su familia hasta que coincide con Hugo en uno de sus viajes. Hugo es un chaval de 20 años, universitario, que practica Skate y que se enamora de ella desde que la ve en el vuelo e intentará conquistarla en esos días que coinciden, pero en esa ocasión no lo consigue.

Sin embargo, se encontrará con él más adelante y Violeta decide darle una oportunidad y éste la aprovechará. ¿Qué ocurrirá entre ellos? Él consigue ilusionarla, es cariñoso y la trata muy bien y conforme pasa el tiempo a ella le gusta más, incluso cree que se ha enamorado de él y hace que se replantee terminar con Nacho definitivamente. ¿Será Hugo el elegido? ¿Será suficiente el amor que le ofrece?

Es complicado… pues Bárbara nos tiene en vilo esperando ver a quién va a elegir y nos hace que pensemos en decisiones muy distintas conforme van girando los acontecimientos en torno a la trama, aunque cada una seguramente tendremos nuestro favorito (como es mi caso, pero no os lo diré). Son tan diferentes, Nacho y Hugo, por su edad y por la forma de ser, que  ni la misma protagonista se aclara.

La cabeza de Violeta es una paranoia, pues no sabe lo que quiere por un lado quiere una relación sexual sin ningún compromiso, pero por otro lado añora otro tipo de relación, quizás una relación en la que compartir cada instante de la vida con la persona amada. Nuestra rubia azafata está entre dividida entre dos hombres y tendrá que decantarse por uno u otro. Violeta nos tiene enganchadas con su indecisión y su posterior transformación.

Conforme avanza la historia nuestra protagonista sufrirá una evolución —muy necesaria— y tomará la decisión más acertada: descubrir lo que quiere y con quién quiere estar. Veremos dos Violetas distintas, una que es despreocupada y que utiliza a los hombres a su antojo y otra que es mucho más madura y que asume que debe de poner un stop para avanzar, tomarse un tiempo, ver a quién echa de menos y así poder encontrar la felicidad. Seremos testigos del antes y del después y me encantó la nueva Violeta.

Nacho, por su parte, tampoco se rinde y, al aparecer Hugo en escena, se pone las pilas. Él quiere recuperar lo que siempre ha sido suyo, y que ve que puede dejar de serlo: estar con la persona que ama; no se va a conformar con lo que tenía y veremos cómo luchará por ella. El estará muy presente a lo largo de la trama y veremos cómo su autora volverá al pasado en infinitas ocasiones para recuperar distintas situaciones vividas por él y por Violeta y rescatará a su vez muchos diálogos. Me encantan estas partes que descubren mucho de su relación y que ayudan mucho al lector a conocerlos. ¿Volverá a conquistarla?

Bárbara utiliza un lenguaje sencillo que nos facilita su lectura,con toques divertidos en muchas ocasiones. Narrada en primera persona, de la mano de Violeta, para conocer de primera mano sus sentimientos y así meternos en cada pensamiento que pasa por esa cabeza y por su corazón, que en muchas ocasiones nos hará ver su incapacidad para descubrir sus sentimientos, creo que en el fondo de su corazón sabe realmente cuáles son, pero se pone una barrera para no sufrir. A través de la novela, la autora nos abrirá las puertas a ese mundo que es el de los azafatos de vuelo y de cómo es su trabajo que para algunos lectores será desconocido, y no es un trabajo fácil ni tranquilo como vemos en la novela. Bárbara nos regala unas escenas preciosas y unas frases muy bonitas, con un final muy romántico y, en mi opinión, perfecto. Sin duda un broche de oro para la felicidad de Violeta y para la bella novela El primero de un millón de besos.


El primero de un millón de besos
son 316 páginas que se nos harán cortas y que nos harán disfrutar de la novela y conocer a unos personajes increíbles. Una historia de segundas oportunidades, para las que a veces hay que tomar distancia y tiempo para darnos cuenta de que esa persona especial es la que queremos junto a nosotros y que cada vez que la vemos, volvemos a enarmorarnos.


2 comentarios:

  1. Gracias por la reseña.
    Casualmente a mi también me tocó en ese concurso de Facebook y también lo tengo pendiente de leer. No creo que lo posponga mucho más, pues me han dado muchas ganar de ponerme con él.
    Los fotomontajes son preciosos.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la reseña y por el tiempo que le has dedicado! Me encantan los fan arts y las fotos. Lo has clavado, ha sido como ver la historia en imágenes. Un beso

    ResponderEliminar