Mostrando entradas con la etiqueta País de Paso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta País de Paso. Mostrar todas las entradas

viernes, 17 de febrero de 2017

'País de Paso' de Laura Girón - Bilogía Viájame 1


Ficha de la novela:
Título: País de paso
Autor: Laura Girón
Bilogía: Vol.1 Viájame
Tapa blanda: 270 páginas
Editorial: Editorial Sargantana 
1ª Edición: 14 de septiembre de 2016
Idioma: Español
ISBN-10: 8494575740

Sinopsis:
Ella, Helena, con hache, no es una persona enamoradiza y lo de pasar página no es su fuerte, las típicas frases post-rupturas como: un clavo saca otro clavo, hay más peces en el río, etc., no funcionan con ella, por ello, lo de volver a enamorarse es un riesgo que no está dispuesta a correr.

Él, Alejandro, es una de esas personas que entran en tu cabeza como una apisonadora. Estar cerca de él es como moverse alrededor de una mina anti-persona, cuando te acercas demasiado, más allá del límite de seguridad establecido, todo salta por los aires.

Y llegó el uno de agosto, y antes incluso de saber su nombre, ella ya sabía que se marchaba, aún así acabó enamorándose de él.


Autobiografía
 Laura Girón


Mi nombre es Laura Girón, si has llegado hasta aquí por casualidad te cuento que soy la autora de la Bilogía Viájame, compuesta por País de Paso y País de Destino, que han salido a la venta en septiembre de 2016 y en febrero 2017 de la mano de la Editorial Sargantana. También he publicado algunos relatos y microrelatos en antologías de diferentes editoriales, si quieres puedes echar un vistazo en la sección de Publicaciones. Mi sueño siempre ha sido llegar a ser escritora y parece que por fin se está cumpliendo. Ahora vivo en una nube y no estoy dispuesta a mudarme en mucho tiempo.

Soy valenciana, de un pueblo al norte de Valencia llamado Puçol, estudié Biblioteconomía y Documentación en la Universitat de València, como veis, mi pasión por los libros viene de lejos. Luego como a casi todo el mundo me pilló la crisis y me tuve que reinventar estudiando algún que otro máster de gestión de empresa, calidad, etc. Pero llegó un momento en el que me di cuenta que nada de lo hacía me llenaba, así que decidí luchar por hacer por lo que más me gusta, escribir. 

Actualmente combino mi trabajo como documentalista en una editorial de libros de texto con escribir y ser madre de una niña de dos años que no para quieta ni un segundo. 

Leo prácticamente todo lo que cae en mis manos, también soy una gran seguidora de Juego de Tronos, y me encanta pasear por la orilla de mi mar Mediterráneo.

Mi opinión personal:
¿Conocéis esa sensación de enamoramiento que os trasmite la portada de una novela que os envuelve con su maravillosa magia y os guiña un ojo? Eso me paso con País de paso, a la que caí rendida, pues me llamó tanto la atención ese trazo de líneas negras y rojas sobre fondo blanco, tan sencillo y que descubre tanto entre líneas, nunca mejor dicho. Ese outlines, tan de moda en este último tiempo, me fascinó cuando Scarlett Buttler me comentó emocionada que iba a ser la madrina de la presentación de Laura Girón en Madrid, a la cual yo aún no conocía. Y claro, me recomendó la novela y, conociendo a Rocío, me fío totalmente de su criterio como buena romántica que es.

Fanart creado por ©Blogliteraturabajolassábanas para
 la reseña de la novela País de paso de Laura Girón
Helena es una mujer que ha sufrido por amor, uno de mentira, idealizado, porque el amor es ciego, ¡y nos deja aleladas!, pues no nos damos cuenta de que la persona de la que estamos enamoradas a la primera de cambio nos puede dejar por otra, sin mirar atrás. ¿Quién no ha sentido esa pérdida y ese dolor en el alma cuando nos rechazan? O cuando nos abandonan... ¿Quién no ha sido Helena alguna vez en la vida? Aunque en lo más hondo de nuestro corazón sepamos que no estamos con la persona adecuada, nos negamos a que eso sea así, y seguimos adelante hasta que la fecha de caducidad de ese amor de pega llega a su fin y el paso del tiempo nos hace ver lo que en realidad había, o quizá nuestra persona... nos lo revela y nos da una pista. ¡Sí!, esa persona especial que encontramos el día menos pensado y nos hace olvidarnos de todo lo que hemos pasado, y de que no podemos volver a repetirlo, para saltar al vacío, al amor, a la vida, sin pensar en las consecuencias que nos traerá ese acto de valentía. ¡Valentía!, habéis leído bien, porque dejarse llevar por la pasión es ser valiente y luchar por ese sentimiento que nos inunda, por encontrar nuestro complemento, nuestro compañero de viaje en la vida, pero, sobre todo, lo es tener miedo a equivocarse de nuevo para lograr ser felices.

Y así es Helena, una valiente luchadora que durante ese mes de agosto toma la decisión de dejarse llevar por lo que le hace sentir Alejandro, alejándose de su vida metódica y estructurada, de esa zona de confort que todos tenemos, permitiendo que las cosas pasen, sin pensar, ni ponerle nombre, sin el control de las emociones. Al inicio de la novela, Helena ya nos anticipa que va a sufrir, nos alerta de que sabe que ese enamoramiento la va a dejar tocada, pero lo necesita, necesita vivir y ver el mundo de la mano de Alejandro, sentir y amar, disfrutar y ser esa Helena nueva que es cuando está con él. 

Laura, de la mano de Helena, narra la historia en primera persona confesándonos una etapa dura de la vida de ésta, la cual es la responsable de que cierre su corazón al amor, intente recomponerse y descubrir lo que quiere de la vida, de ella misma, además de empezar un nuevo camino desde ese punto de partida.

En el 9% de la novela aparece Alejandro, con ese aire seductor que le envuelve, que hace que Helena se fije en él y en esos labios apetitosos cuando cuenta sus aventuras viajeras y la hipnotizan. Y en ese momento, la barrera que había construido a su alrededor que la protegía del género masculino empieza a derrumbarse para dejar paso a ese chico de ojos azul agrisado que conoce en la fiesta de cumpleaños de Ana, su compañera de piso y amiga común de ambos.

Desde el principio él es sincero con Helena, nunca le promete enamorarse de ella ni mantener una relación de ningún tipo. Y ella, a pesar de eso, no puede evitar seguir sus deseos y dejarse llevar por esa intensidad que siente cuando está cerca de él.

Fanart creado por ©Blogliteraturabajolassábanas para
 la reseña de la novela País de paso de Laura Girón
Para Alejandro el amor es un sacrificio por el que no está dispuesto a pasar, no quiere desprenderse de hacer lo que le gusta realmente, de sentirse vivo, ni de sus viajes en soledad por el mundo y de todo lo que éstos suponen para él. El amor es algo que no tiene cabida en su vida, porque quizá no le ha llegado, o no quiere que llegue. ¿Y qué podemos hacer cuando pasa esto?, ¿de qué forma intentará Helena hacerle ver a Alejandro lo que percibe que él siente cuando está con ella? Y él, ¿qué hará cuando empiece a sentir más de lo que hubiera querido?, ¿será valiente?

En cierto punto de la novela, Helena se siente como si fuese ese país de paso por el que Alejandro pasa, está un tiempo concreto descubriéndolo minuciosamente, sumergiéndose en él, y el cual acabará siendo uno de esos países al que llega y del que parte para encontrar una felicidad temporal o efímera, viajar, que le hace querer más y más.

Laura Girón nos traslada a Valencia, donde trascurre la novela, una ciudad que tengo pendiente conocer y que siempre me ha llamado mucho la atención, pero nunca he tenido la ocasión. Gracias a las descripciones de los lugares por los que pasan los protagonistas he podido imaginarme cada rincón y me han entrado más ganas de ir. También cuando no conozco la ciudad que es escenario de una historia, busco imágenes para visualizar cada escena. Además disfrutaremos de los viajes de Alejandro y de lo que aparece sobre ellos en la novela, de esos sitios maravillosos que descubre con su mochila al hombro y que plasma en sus fotografías.

País de paso es una historia de amor, de pasión, tan intensa, y quizá corta pero suficiente, en la que Helena y Alejandro tendrán que replantearse muchas cosas, pensar qué necesitan y qué quieren en su futuro, porque ambos tienen miedo, a su manera. Es una novela llena de sentimientos que nos desbordan, que nos hacen estar expectantes a lo que va a ocurrir y a las decisiones y reacciones de sus protagonistas, con ligeros toques de humor que nos sacan un sinfín de sonrisas y las escenas de sexo que no pueden faltar, porque es tal la atracción que les ata que son muy necesarias para hacerla real como la vida misma.

La autora utiliza un lenguaje fresco, directo y cautivador, con toques de humor, reflexiones de la protagonista que nos identifica con ella y nos mete en su vida, compartiendo sus miedos, su alma rota por el dolor, la pasión por Alejandro, el enamoramiento por él, y haciendo que nos planteemos junto a ella sí confesarle lo que siente por él estropeará todo. En ese mes que pasamos junto a Alejandro y Helena, donde apenas se separan, viviremos esa intensa conexión y seremos testigos de ese amor sin nombre que los envuelve, porque se quieren, porque sólo con leer cada gesto de él hacía ella podemos sentirlo y querer que no termine nunca.

Fanart creado por ©Blogliteraturabajolassábanas para
 la reseña de la novela País de paso de Laura Girón
A veces lo vivido durante un período determinado de tiempo se convierte en un recuerdo que, al pasar y desaparecer, piensas que todo ha sido un sueño y no ha existido. Sin embargo, todo sigue ahí, sin poder evitar sentirnos vacíos e incompletos, porque esa persona marcó un antes y un después en nuestras vidas.